CARGANDO...

Fiebre

Escrito por Mónica Mutti.

alpura Kids Crecimiento formula de continuacion liquida para niños de 1 año a 3 años leche para niños de 1 año a 3 años articulo fiebre en niños de 1 a 3 años Monica Mutti

Hoy quiero contarles algunos aspectos de la fiebre que seguro te ayudarán a determinar los cuidados necesarios para tu peque.

La fiebre es un mecanismo de defensa de nuestro organismo ante determinados procesos inflamatorios.

Es una respuesta de alguna manera esperable, porque indica que nuestro sistema inmune está funcionando bien ante diferentes agentes agresores. La mayoría de las veces estos agresores serán de origen viral.

La fiebre es uno de los motivos de consulta médica más frecuentes en la infancia debido al temor y angustia que despierta en los padres. Muchos de estos temores son infundados y vamos a intentar aclararlos para darte más tranquilidad

alpura Kids Crecimiento formula de continuacion liquida para niños de 1 año a 3 años leche para niños de 1 año a 3 años articulo fiebre en niños de 1 a 3 años Monica Mutti

¿Cuándo es fiebre?

La herramienta para medir la temperatura es el termómetro, siendo el más fidedigno el de mercurio (aunque no siempre es sencillo leer el resultado y son peligrosos por los riesgos de ruptura y derrame del mercurio, así que toma tus precauciones alejándolos de los peques de la casa), los termómetros digitales a veces pueden ser erróneos porque dependen de que tengan buena pila. Los infrarrojos que miden la temperatura en la frente son bastante exactos y el menos preciso es quizá el del oído. Yo les recomiendo que confíen en tocar la frente de sus hijos y observar si se ponen sus cachetes colorados, panzas calientes y tienen frías las manos y los pies.

alpura Kids Crecimiento formula de continuacion liquida para niños de 1 año a 3 años leche para niños de 1 año a 3 años articulo fiebre en niños de 1 a 3 años Monica Mutti

SE CONSIDERA FIEBRE POR ENCIMA DE 37.6 GRADOS CENTÍGRADOS MIDIENDO LA TEMPERATURA EN LA AXILA.

¿qué hacer?

  1. En principio desvestir al niño, esto ayuda a que se pierda casi el 50% de la temperatura corporal extra que nos da la fiebre.
  2. Hidratarlo para ayudar a controlar el calor corporal y además evitará la deshidratación que puede acompañar estos cuadros.
  3. Y por último, bañarlo. Con agua calentita durante 20 minutos como si fuéramos a bañarlo un día cualquiera. Si es en la tina, es importante que casi todo su cuerpo esté cubierto de agua, sino en la regadera. Esto ayudará a que por medio físico se regule la temperatura. ¡¡¡Nunca lo bañes con agua fría!!!

Nuestro cuerpo tiene a nivel del hipotálamo una especie de termostato que nos ayuda a mantener una temperatura corporal relativamente estable.

Aun cuando haga mucho frío o calor en el ambiente, este termostato nos ayuda a mantener nuestra temperatura a un promedio de 37°C. Cuando utilizamos baños con agua fría, el termostato lee que hace frío y guarda calor, por eso los baños con agua caliente nos permiten liberar calor corporal y ayuda a bajar la fiebre. Además el baño frío le genera muchísimo disconfort al niño.

alpura Kids Crecimiento formula de continuacion liquida para niños de 1 año a 3 años leche para niños de 1 año a 3 años articulo fiebre en niños de 1 a 3 años Monica Mutti

Tampoco utilices alcohol

No colocar alcohol sobre la piel de los niños (ni en abdomen o plantas de los pies, ni en ningún otra región del cuerpo). No nos olvidemos que la piel es el órgano de mayor absorción en el cuerpo y podemos intoxicar a nuestros hijos. Si con todas estas medidas no logramos controlar la fiebre, puede ser que necesitemos administrarle medicamentos. Para ello es necesario consultar con tu médico para que te indique el medicamento adecuando para tu hijo dependiendo de su edad y peso.

alpura Kids Crecimiento formula de continuacion liquida para niños de 1 año a 3 años leche para niños de 1 año a 3 años articulo fiebre en niños de 1 a 3 años Monica Mutti

Miedos y mitos

La fiebre despierta temor, no solo porque representa la aparición de una enfermedad, sino también por su propia presencia. Muchas personas piensan que la fiebre alta (cuando se acerca a 40º C) puede provocar un daño permanente, sobre todo en el cerebro, además de convulsiones. En cambio, actualmente se sabe que las temperaturas inferiores a 41º C son relativamente inocuas, la mayoría de las personas pueden soportar temperaturas entre 40 y 41º C.

Ahora bien, las temperaturas superiores a 41º C son usualmente peligrosas, y se deben a infecciones del sistema nervioso central (SNC) o por exposición a enormes fuentes de calor. En este caso, sí urge la consulta con tu doctor.

¿Qué son y cuando aparecen las convulsiones febriles?

La aparición de convulsiones febriles son el mayor temor de los padres, pero vale aclarar que este tipo de convulsiones aparecen sólo en aquellos niños que tienen predisposición o antecedentes familiares (padres, hermanos o primos que hayan hecho convulsiones por la fiebre).

El hecho de haber sufrido una convulsión febril no hace a tu hijo epiléptico. La epilepsia es una enfermedad en sí misma, completamente diferente a las convulsiones febriles.

Conviene recordar que para el niño en su estado habitual, la fiebre no es dañina para su organismo, ya que generalmente se tolera bien y carece de consecuencias a largo plazo.

alpura Kids Crecimiento formula de continuacion liquida para niños de 1 año a 3 años leche para niños de 1 año a 3 años articulo fiebre en niños de 1 a 3 años Monica Mutti

Un peque que juega, se alimenta y sonríe, aún con temperatura de 39°C nos deja claro que está soportando bien su fiebre. Dejemos que el cuerpo haga su trabajo de limitar las infecciones gracias a la fiebre.

Parafraseando a Hipócrates, que vivió 400 años antes de Cristo: “La fiebre es un mecanismo del que se nos dotó para hervir los fluidos corporales y limitar las infecciones.” ¡A hervir bichitos entonces!

Lo que sí va a indicarte la necesidad de actuar es que tu niño esté molesto o decaído, no quiera beber, tenga dificultad respiratoria o cambie su estado de consciencia (irritable o somnoliento).

Si nuestro peque está enfermo necesita tus apapachos, cuidados y atención.

Y recuerda no medicarlo sin antes consultar.

Referencias:

  • Roberto Razón. Fiebrefobia. Revista Cubana de Pediatría. 2011; 83(4):431-441.
  • Goméz Ayala, Adela-Emilia. La fiebre en la edad pediátrica. Rev. Ámbito farmacéutico. VOL 27 NÚM 1 ENERO 2008.
  • García Puga, J.M. et col. Conocimiento y actuación de los padres sobre la fiebre. Rev Pediatr Aten Primaria. 2011;13:367-379.